Un smartwatch no es un smartphone, y sus aplicaciones no pueden tratarlo como tal

Como toda nueva categoría tecnológica, los smartwatch todavía se encuentran en fase de definición y delimitación de sus funcionalidades. A estas alturas todavía no hemos arañado la superficie de lo que estos dispositivos pueden ofrecernos, pero sin duda tenemos muy claro lo que no pueden ser: un sustituto de nuestro smartphone. Su tamaño y características impiden completamente poder prescindir de nuestro smartphone, y eso es un punto fundamental a tener en cuenta por los desarrolladores de aplicaciones para wearables.

Los relojes inteligentes son útiles herramientas que deben trabajar conjuntamente con nuestro smartphone, no sustituirlo. Dispositivos que fácil alcance, interacciones ligeras y que libren a nuestro teléfono de esa carga diaria de tareas rutinarias y perfectamente realizables desde nuestra muñeca. Dejando estos puntos en mente, es hora de ver qué tipo de aplicaciones definitivamente no debemos instalar en nuestro smartwatch Android Wear.

android-wear1

Teclados virtuales

Algunas compañías como Minuum han intentado crear una propuesta válida de teclado virtual para smartwatch, pero definitivamente no es el lugar para ellos. Intentar adaptar un teclado QWERTY a la pequeña pantalla de un reloj de forma eficaz es del todo inútil, y no lo digo precisamente porque sea imposible, sino porque la experiencia de usuarios es pésima.

Los smartwatch, y más concretamente Android Wear gracias a Google Now, deben apostar por interacciones más ligeras, esas que pueden ser realizables gracias al control por voz. Está claro que no vamos a escribir un gran mensaje de correo desde nuestro reloj, pero sí podremos dar una contestación breve haciendo uso de los comandos de voz o de las respuestas predefinidas que nos ofrece el sistema.

teclado-smartwatch

Navegador web

Otra de las categorías “prohibidas” que definitivamente no tienen cabida en Android Wear, o al menos no en la forma que hemos visto hasta el momento. Visualizar una web a través de la pantalla de nuestro smartwatch es todo un acto de fe y por ello os recomendamos encarecidamente evitar a toda costa todo tipo de navegadores web para Android Wear, os ahorraréis el mal humor que provoca no poder prácticamente pasar de la pantalla de inicio.

Si un smartwatch está pensado para ahorrar tiempo, definitivamente navegar desde él no cumplirá con esa función. El tiempo que emplearemos en tratar de vislumbrar algo en la pequeña pantalla de nuestro dispositivo será mucho más de lo que hubiéramos tardado sacando el smartphone del bolsillo.

wear-internet-browser

Tiendas de aplicaciones

No, no nos referimos a Google Play, sino a las cientos de sub-tiendas que se han formado alrededor de esta y que no dejan de ser meros recopiladores de aplicaciones. El único motivo de la existencia de estas tiendas es el afán de lucrarse de su creador, pues están repletas de publicidad y los ranking se realizan previo pago del desarrollador para aparecer en una posición determinada.

Si veis alguna tienda de aplicaciones dentro de la propia Google Pay huid, no obtendréis un mejor resultado que usando la oficial de Google. Además, navegar a través de cientos de aplicaciones a través de nuestro smartwatch es tremendamente incómodo.

android-wear

Como bien señalan los chicos de El Androide Libre, lo mejor que podéis hacer para saber si una app es o no conveniente para vuestro Android Wear es utilizar el sentido común. Debemos preguntarnos “cuál es la función principal de un smartwatch y qué quiero conseguir con él”, si la respuesta es negativa definitivamente esa aplicación no es apta para nosotros.

Y para vosotros, ¿qué aplicaciones para Android Wear definitivamente no deberíamos instalar?