Apple estaría experimentando con nuevas funciones en los iPhone como pantallas curvas y gestos sin tocar la pantalla

Bloomberg vuelve a la carga con más información sobre el futuro de Apple. De nuevo es Mark Gurman en un nuevo artículo el que nos informa de los planes de la compañía de Cupertino respecto a su dispositivo estrella. Si ayer os hablábamos de los procesadores de los Mac, hoy es el turno de los iPhone que llegarán los próximos años.

La primera de las novedades que nos cuenta Gurman es un nuevo sistema control. Con el iPhone X llegó una revolución a iOS: el adiós del botón Home. Esto ha provocado una nueva forma de interacción con el iPhone a base de gestos. Pero según esta nueva información, Apple sigue trabajando en este control gestual. Pero en este caso con gestos sin necesidad de tocar la pantalla. Simplemente con acercar los dedos.

Quizás pueda ser otro nivel más a la hora de interactuar con la pantalla. Ahora mismo podemos tocar la pantalla y pulsar fuerte gracias a 3D Touch. Veremos si este nuevo nivel trae con sigo mejoras en la experiencia de usuario.

La segunda novedad que comenta el conocido filtrador son las pantallas curvas. Principalmente popularizadas por Samsung, no parecen tener una función real más allá de lo estético. Veremos si en el caso de Apple esto cambia. Al parecer Apple ya contaría con prototipos de iPhone con pantallas curvas. Pero al contrario de Samsung, las curvas se situarían en la parte superior e inferior.

Gurman afirma que al menos pasarán dos años hasta que estas dos nuevas características puedan verse en el iPhone. Por lo que quizás Apple las guarde para la próxima gran actualización.

¿Pantallas curvas?, el iPhone X ya tiene una pantalla curva

Es un detalle que suele pasar desapercibido. Hemos visto numeroso clones del iPhone X a lo largo de los últimos meses. Pero todos tiene algo en común, a parte del notch. La pantalla no llega hasta el borde inferior. Esto es debido a que no es nada sencillo de conseguir. De hecho Apple tuvo que curvar la pantalla para poder ajustarla hasta el borde.

El problema es el controlador de la pantalla, que aunque es un elemento que cada vez es más reducido, sigue ocupando un gran espacio. Al curvar la pantalla Apple consiguió solventar el problema. Aunque sin duda esto seguramente haya influido en el precio de la pantalla.