El mecanismo de cierre de las correas del Apple Watch parece fallar en algunas unidades

El que lleve leyendo el blog durante estos últimos días pensará que el lanzamiento del Apple Watch está siendo el más accidentado de la historia, no sólo por la escasa disponibilidad del dispositivo en tiendas, sino porque se están reportando varios problemas. Sin ir más lejos, hace unos días descubrimos que los sensores no trabajan muy bien en muñecas tatuadas, y así lo confirmó la propia Apple días más tarde a través de la actualización de un documento oficial.

Hace tan sólo unas horas, informábamos de que algunos usuarios habían comenzado a reportar que su Corona Digital iba algo más “dura” de lo normal, para lo que la compañía recomendaba enjuagarlo bajo el grifo durante algunos segundos. ¿Qué ocurre ahora? Parece ser que el mecanismo de cierre de las correas de algunos Apple Watch no está cumpliendo correctamente su función.

apple-watch-correa

Como sabéis, el reloj cuenta con dos muescas a lado y lado de la caja que son por donde deslizan los extremos de las correas y quedan perfectamente sujetos al Apple Watch. Este deslizamiento se realiza a través de imanes que se encuentran en el extremo de la correa y en el propio reloj, por lo que es perfectamente fluido. Cuando la correa está completamente introducida, queda fijada gracias a un mecanismo en forma de botón, por lo que ya no se mueve en ninguna dirección hasta que lo volvemos a presionar.

Pues bien, parece ser que ese preciso mecanismo es el que falla en algunas unidades, por lo que la correa nunca llega a estar perfectamente fijada y al deslizarla acaba saliendo por el otro extremo. Podéis apreciar mejor esto que os digo en el vídeo que os dejamos justo debajo.

Apple ya ha reconocido el problema y esta sustituyendo las unidades defectuosas

Para tranquilidad de los usuarios, parece ser que Apple ya ha reconocido el problema y está procediendo a sustituir las unidades defectuosas. Además, el problema parece que únicamente está afectando a un pequeño porcentaje de las unidades enviadas, por lo que en ningún caso estamos ante un “strapgate” o similares.

Como leemos en MacRumors, los lanzamientos de nuevos productos de Apple siempre suelen ir sucedidos de algunos problemas de primera hornada, aunque en la gran mayoría de los casos son defectos que afectan a un porcentaje mínimo de las millones de unidades vendidas. En estos momentos, se espera que el Apple Watch podría haber vendido ya 1,7 millones de unidades.