Trucos para conseguir mediciones de nuestro pulso más precisas con el Apple Watch

El sensor de ritmo cardíaco del Apple Watch no sólo te permite saber en todo momento cuál es tu pulso -a través del Vistazo de ritmo cardíaco-, sino que también juega un papel fundamental para determinar cuántas calorías hemos quemado, la cantidad de ejercicio que hemos realizado y la calidad de este. En definitiva, si estamos interesados en utilizar nuestro Apple Watch como dispositivo enfocado al deporte y a la actividad, es fundamental que sepamos optimizar al máximo la precisión de las lecturas del sensor.

Por defecto, el sensor del Apple Watch medirá nuestro ritmo cardíaco cada 10 minutos, salvo que estemos en movimiento o realizando ejercicio. El sensor se compone de dos tipos de luces que miden la cantidad de sangre que fluye a través de nuestra muñeca, por lo tanto es fundamental que dicha luz cumpla con su función.

apple-watch-sensor

1. Un ajustado correcto

Aunque es el truco más obvio, la clave de obtener una buena lectura de nuestro ritmo cardíaco es tener el Apple Watch bien sujeto a la muñeca. En tutoriales anteriores sobre la colocación de la correa ya hemos hablado de este punto, aunque no está de más recordarlo. En la imagen que os dejamos justo de bajo veréis la diferencia entre un buen ajustado y un mal ajustado. Si al levantar la muñeca veis que hay una separación entre la correa y la muñeca como en la imagen es señal de que tenemos que apretarla algo más.

apple-watch-ajustes-correa

2. Evita los entrenamiento en ambientes fríos

El sensor de ritmo cardíaco determina nuestro pulso en función de la cantidad de sangre que fluye bajo nuestra piel. En ambientes fríos, tendemos a producir menos flujo de sangre cerca de la superficie de la piel, pues la sangre se desvía para calentar partes más importantes de nuestro cuerpo (es por eso por lo que siempre se enfrían primero las extremidades como los dedos o los pies). Si te gusta hacer ejercicio en pleno invierno, es importante tener en cuenta que quizá las lecturas de tu pulso no sean totalmente precisas.

Apple-Watch-Heart-Rate-Monitor-1-800x427

3. Evita movimientos irregulares

El sensor del Apple Watch mide cualquier tipo de actividad que estemos realizando, aunque obtendremos unas mejoras lecturas cuando se trate de ejercicio regular con un determinado ritmo, como dar un paseo o correr. Sin embargo, los movimientos irregulares como jugar al tenis o hacer boxeo podrían confundir al sensor y reducir sus niveles de precisión. En definitiva, en todas aquellas actividades que impliquen mover nuestros brazos constantemente y de forma brusca debemos ser conscientes de que quizá las métricas no se ajustan del todo a la realidad.

4. Solucionar errores de lectura del sensor

Si por alguna razón notas que el sensor de tu Apple Watch ha dejado de funcionar o que las mediciones no se ajustan a la realidad, podemos poner en práctica algunas posibles soluciones. La primera de ellas y la más obvia es reiniciar el dispositivo:

  1. Mantén pulsado el botón lateral y seleccionar apagar el Apple Watch.
  2. Una vez apagado, vuelve a mantener pulsado el botón para encenderlo hasta que aparezca el logo de Apple.

sensor-apple-watch

Si todavía no hemos podido solucionar el problema quizá nos convenga restaurar el Apple Watch. No te preocupes por tus datos y aplicaciones, estos se guardan de forma automática al estar sincronizado con el iPhone:

  1. En el Apple Watch ve a Ajustes > General
  2. Pulsa en Reiniciar > Borrar contenidos y ajustes
  3. Una vez finalizado el proceso de borrado vuelve a sincronizar el Apple Watch con tu iPhone.

Y a vosotros, ¿qué tal os funciona el sensor de ritmo cardíaco del Apple Watch?