Aprende a colocar de forma correcta las correas del Apple Watch para conseguir un rendimiento y sujeción perfectos

El Apple Watch cuenta con distintos tipos de correas que no sólo se distinguen por su diseño, sino porque el mecanismo y modo de sujetarlas a nuestra muñeca son completamente diferentes. Es por este motivo que conviene aprender cómo funciona cada una de ellas y conocer cómo colocárnoslas correctamente en la muñeca para conseguir el nivel de sujeción, comodidad y rendimiento perfectos.

Uno de nuestros principales objetivos es conseguir la comodidad deseada para que nuestro Apple Watch no se convierta en una molestia diaria en nuestra muñeca, pero también hemos de tener presente que necesitamos el nivel de agarre adecuado para que los sensores de la parte trasera del reloj puedan funcionar correctamente y ofrecer unas métricas precisas de nuestra actividad diaria. A continuación, dividimos este tutorial en función de los distintos tipos de correas disponibles para el Apple Watch.

Sport Band

watch-sport

La Sport Band disponible junto al Apple Watch Sport y, opcionalmente, con el Apple Watch de acero inoxidable es probablemente la correa que presenta una mayor dificultad para colocarla correctamente en la muñeca, pues a diferencia de las demás no incorpora ningún mecanismo de cierre o sistema de imanes.

  1. Introducimos los dos extremos de la Sport Band en nuestro Apple Watch.
  2. Colocamos el Apple Watch en nuestra muñeca y sujetamos los dos extremos de la correa con una misma mano y giramos la muñeca para ver su parte interior.
  3. Introducimos el pin metálico en el agujero que sujete firmemente el reloj a nuestra muñeca.
  4. Introducimos el extremo de la correa por el agujero de esta de modo que quede oculto en la parte interior.

Milanese Loop

milanese-loop

La correa Milanese Loop que viene junto al Apple Watch de acero inoxidable es una de las más bonitas que podemos encontrar y además la más sencilla de colocar, pues al ser completamente magnética se ajusta a la perfección a cualquier tamaño.

  1. Introducimos los dos extremos de la Milanese Loop al Apple Watch.
  2. La abrimos al máximo para que pueda pasar nuestra muñeca. No os preocupéis, el broche no se sale de la correa.
  3. Ahora tan sólo tenemos que ajustar la correa al nivel se sujeción que queramos, pues esta quedará completamente fijada gracias a su sistema de imanes. Un poco más abajo os hablamos del nivel de sujeción recomendado para el Apple Watch.

Correa Loop de piel

leather-loop

La correa Loop de piel funciona de forma muy parecida a la Milanese Loop, pues ambas incorporan imanes en su interior que permiten ajustarla de forma perfecta a la muñeca. No tendría sentido reproducir las mismas instrucciones otra vez, así que os recomendamos echar un vistazo a los pasos de la Milanese Loop.

Correa de piel con hebilla clásica

black-leather-band-classic-buckle

Como su propio nombre indica, esta correa cuenta con el sistema de cierre tradicional de toda la vida, es decir, basado en el cierre con hebilla.

  1. Introducimos los dos extremos de la correa de piel al Apple Watch. Esta correa cuenta con orejetas, por lo que si queremos podemos introducir cualquier correa de 22mm del mercado siguiendo este procedimiento.
  2. Pasamos uno de los extremos de la correa por dentro de la hebilla y ajustamos al máximo.
  3. Introducimos el agujero que corresponda a nuestro nivel de sujeción por el pin de la hebilla y sacamos el extremo de correa restante por el lado opuesto de la hebilla al que la hemos introducido en el paso 2.

Correa de piel con hebilla moderna

modern-buckle

Este sistema se encuentra a medio camino entre el cierre con hebilla tradicional y el broche de las pulseras metálicas, aunque es infinitamente más cómodo.

  1. Abrimos el broche magnético pulsando al mismo tiempo los dos pequeños botones de sus laterales.
  2. Ponemos el Apple Watch sobre nuestra muñeca y cerramos el broche magnético utilizando el agujero que se corresponda con el ancho de la muñeca.
  3. Hacemos presión hasta que escuchemos el “click” correspondiente.

Pulsera de eslabones de acero

stainless-steel-link-braclet-for-apple-watch

Y por último llegamos a la pulsera de eslabones de acero, la correa más cara, elegante y exclusiva del Apple Watch fabricada en más de 100 piezas de acero inoxidable. A diferencia de las correas tradicionales de eslabones, en esta no necesitaremos ningún tipo de herramienta de joyero para extraer los eslabones y ajustarla a nuestra medida.

  1. Colocamos el Apple Watch con la correa de eslabones sobre nuestra muñeca para tomar la referencia de cuántos eslabones le sobran para que ajuste perfectamente al ancho de la muñeca.
  2. Pulsamos el botón que se encuentra junto al broche metálico para separar la correa en dos segmentos.
  3. Ahora, aproximadamente calculando en función de cuánto nos sobraba al medirlo por primera vez, extraemos los eslabones pulsando sobre el botón. No es necesario extraerlos de uno en uno, podemos entrar más de uno al mismo tiempo.

Nivel de sujeción recomendado para el Apple Watch

apple-watch

Una cuestión importante reside en el nivel de sujeción recomendado para llevar nuestro Apple Watch, pues queremos poder sentir las interacciones hápticas en nuestra muñeca y que el dispositivo mida bien nuestro ritmo cardíaco, pero tampoco queremos sentir una excesiva presión todo el día en nuestra muñeca.

Una referencia adecuada para saber si nuestro Apple Watch cuenta con la sujeción indicada es que no se mueva la pantalla cuando giramos la muñeca para ver la hora. Esto no quiere decir que el reloj no se mueva ligeramente cuando interactuemos con él, pero sí es importante que no “baile” en nuestra muñeca. El contacto con la piel ha de ser permanente pero para nada debemos ajustarlo a tal nivel que notemos una presión molesta.