Apple Watch es la nueva revolución de Apple y aquí os presentamos todas sus novedades

Apple no ha faltado a su cita y, aunque finalmente no se ha acabado llamando iWatch, el Apple Watch es el reloj inteligente de la manzana que todos estábamos esperando. Ahora, por fin podemos decir que ya lo tenemos entre nosotros, incorpora muchas novedades y dará mucho que hablar, así que vamos a analizar en detalle lo que nos ha presentado Apple.

El diseño

Comenzando por su diseño, Apple se ha decantado por un cuerpo rectangular con una pantalla que llega hasta los mismos bordes del dispositivo. No tenemos pantallas circulares ni formas de brazalete. En un primer momento, no puedo negar que el impacto al ver el diseño por primera vez ha sido extraño. Quizá por la manía que tenemos de hacernos ideas preconcebidas al absorber tantos conceptos y diseños de smartwatch que nos rodean.

apple-watch

Los bordes del Apple Watch son curvados y naturales e incorpora dos botones físicos en uno de sus laterales. El primero de ellos sorprende porque nos encontramos ante una rueda mecánica, sí como la de los relojes convencionales, y será una parte fundamental en la forma cómo interaccionamos con la nueva interfaz del dispositivo. El segundo nos servirá para bloquear el dispositivo.

Apple ha definido a su Apple Watch como el “dispositivo más personal que hemos creado”. De hecho, la compañía ha preparado 3 ediciones diferentes para llegar a todos los públicos: Apple Watch, Apple Watch Sport y Apple Watch Edition. La única diferencia que hay entre ellas son las correas y el material con el que está fabricado el cuerpo del reloj, que se adaptará al diseño y color de la correa para ir perfectamente combinados. Por ejemplo, contaremos con Apple Watch en acero inoxidable, aluminio en plata, oro de 18 quilates, acero inoxidable en negro espacial, aluminio en gris especial y oro rosa de 18 quilates.

apple-watch-2

En cuanto a la pantalla, el Apple Watch estará disponible en dos tamaños de pantalla, una con 38 milímetros de alto y otra con 42 milímetros de alto. Parece ser que Apple no ha querido darnos la equivalencia en pulgadas. En resumen, el diseño del reloj de Apple puede chocar en un primer momento, pero una vez lo tenemos en nuestra muñeca luce muy natural.

La interfaz,  sistema operativo y aplicaciones

Y por fin llegamos a su interfaz. La interfaz del Apple Watch no tiene nada que ver con nada que hayamos visto hasta el momento. La pequeña pantalla del reloj de Apple nos muestra pequeñas burbujas que se corresponden con las diferentes aplicaciones que encontramos en el dispositivo. A través de la pantalla táctil podemos desplazarnos entre ellas y seleccionarlas, y aquí es donde entra en juego la rueda mecánica. Con ella, podremos hacer zoom o alejarnos en cualquier aplicación o menú del sistema, así como volver a la pantalla de inicio, ya que también es pulsable: rápido y sencillo.

apple-watch-5

El diseño de la interfaz sigue el estilo minimalista que tanto le encanta a Jony Ive, aunque cuenta con unas geniales animaciones y emoticonos super divertidos. Por el momento, hemos visto muchas aplicaciones de iOs presentes en el nuevo Apple Watch: mapas, música, teléfono, fotos, correo, tiempo y muchas más. Todas ellas se adaptan a la perfección al tamaño de la pantalla del dispositivo, haciendo que interactuar con ellas sea tan cómodo como hacerlo desde nuestro iPhone.

El nuevo reloj de Apple quiere ser muy personalizable, y buena prueba de ello es la enorme recopilación de watchfaces que incorpora. Además, la mayoría de ellas incorporan animaciones muy divertidas, por lo que siempre vamos a poder darle un toque personal a nuestro dispositivo.

apple-watch-6

Apple Watch y el monitoreo de nuestra salud

En cuanto a los sensores, el Apple Watch incorpora una placa de zafiro en la parte trasera en la que encontramos sensores ópticos para medir, entre otras cosas, nuestro ritmo cardíaco. Este sensor especial utiliza un LED infrarrojos y de luz visible para detectar el pulso. Junto a este, encontramos el acelerómetro y el GPS que permitirán al dispositivo medir todo tipo de movimiento físico, incluso sabrá cuando nos levantamos de la silla.

Como cabía esperar a raíz de las numerosas contrataciones de Apple en el sector, el Apple Watch contará con aplicaciones dedicadas que nos proporcionarán información completa sobre nuestra actividad diaria: calorías quemadas, nivel de esfuerzo, retos diarios, etc…

apple-watch-6

Su tecnología más oculta

El Apple Watch incorpora sorprendentes características a nivel tecnológico que demuestran su gran nivel de desarrollo. Primero de todo hemos de centrarnos en su pantalla, que será capaz de distinguir entre una simple pulsación y una presión. Gracias a los electrodos situados en torno a la pantalla Retina flexible, la interfaz del sistema se adaptará en función de su pulsamos o presionamos la pantalla.

Siguiendo con estas innovaciones llegamos al Taptic Engine, un actuador lineal que produce una respuesta háptica. Es decir, nos tocará físicamente cada vez que interactuemos con el Apple Watch. Ya sea recibiendo una notificación, como girando su rueda mecánica, la sensación en la piel será distinta.

apple-watch-3

En su interior encontramos un único y poderoso chip que reúne en su interior cientos de miles de circuitos. El chip ha sido diseñado a medida para el Apple Watch y permite proteger el corazón del reloj de golpes, líquidos y las inferencias del clima.

Por último toca hablar de la batería, pues aunque Apple no ha querido desvelar la duración de esta, ya sabemos cómo se cargará el Apple Watch. Al igual que en la gama MacBook, el smartwatch de Apple contará con su propio cargado Magsafe que se unirá de forma magnética a su parte trasera, evitando que ningún contacto quede expuesto.

apple-watch-4

Precio y disponibilidad del Apple Watch

Apple ha anunciado que estará disponible a principios de 2015 en un rango de precios que arrancará desde los 349 dólares. La compañía no ha querido comentar nada acerca de la batería, limitándose a informar que se cargará de forma magnética, nada de carga inalámbrica como se había rumoreado.