Compartir

Face ID aleja los detectores de huella bajo la pantalla de los smartphones, los fabricantes de Android se centran en copiarlo

Todo parecía indicar hace unos meses que el futuro estaba en los lectores de huella bajo la pantalla. Mucho se especuló sobre la posibilidad de que Apple lo introdujera. Pero en Cupertino ya estaban por delante, su nuevo sistema de reconocimiento facial Face ID es más seguro y, a falta de probarlo, más rápido.

Esto ha provocado que los grandes competidores de Apple en el ecosistema Android estén variando sus planes de futuro. Antes veían claro el salto hacia los lectores de huella bajo la pantalla, ahora quieren conseguir un sistema de detección 3D. Al menos esto es lo que dice la última nota del respetado analista de KGI, Ming-Chi Kuo.

Mientras que el lector de huellas bajo la pantalla es sólo una actualización de las actuales soluciones, la detección 3D representa una experiencia de usuario revolucionaria. La detección 3D no sólo permite el reconocimiento facial en aplicaciones de seguridad, en un nivel más importante, es un factor clave en el desarrollo de la RA.

Además Kuo afirma que las actuales soluciones para el reconocimiento de huella bajo la pantalla solo funcionan con paneles OLED. Ya sabemos lo difícil que es conseguir este tipo de paneles ya que, prácticamente, Samsung es el único proveedor.

Kuo ya informó hace unos días que la cámara TrueDepth de Apple lleva más de dos años de ventaja sobre el resto. Por lo que, aunque actualmente haya algunas opciones como las de Qualcomm y Himax, Apple se ha vuelto a adelantar y ha marcado la tendencia para el futuro.

Apple sigue marcando tendencia

Sí, es cierto que el reconocimiento facial ya existía antes. Pero Apple ha conseguido una solución mucho mejor y que ocupa mucho menos espacio. Lo mismo que sucedió hace cuatro años cuando se presentó el Touch ID. Nadie tenia una solución parecida. Ahora hasta los smartphones más asequibles cuentan con un lector de huellas.

En ese momento el lector de huellas sirvió para diferenciar los smartphones de gama alta de los de gama media y baja. Esa diferencia ya no existe hoy. Ese es uno de los motivos por los que los fabricantes necesitan otro aliciente que incluir en sus mejores teléfonos. Y Apple ha vuelto a abrir el camino y marcar la tendencia que todos seguirán en los próximos años.

La única duda es, ¿cuánta ventaja tiene Apple?.