“Un paso sin precedentes que amenaza la seguridad de nuestros clientes”, así contesta Apple al FBI

Esta mañana a primera hora nuestro compañero nos informaba sobre la orden de un juez de California en la que obligaba a Apple a a dar acceso al FBI a todos los datos de el iPhone 5c del asesino de San Bernardino. Ahora, Apple se ha pronunciado oficialmente con una carta escrita por su CEO, Tim Cook.

Apple comenta de manera oficial que han cumplido las órdenes que les han dado en relación al caso de San Bernardino. Pero en su opinión lo que el FBI le está pidiendo ahora es un paso sin precedentes y opinan que han llegado demasiado lejos, pidiéndoles que creen algo demasiado peligroso, una puerta trasera o “backdoor” en iOS, por la cual se puedan conseguir todos los datos de cualquier iPhone.

tim-cook

Tim Cook llega a decir que el tribunal quiere que Apple cree una versión especial del sistema operativo del iPhone, que no tendría muchas de las características de seguridad que iOS ofrece actualmente a sus clientes. La carta indica que esta orden no tiene precedentes en la historia: “No podemos encontrar ningún precedente de una compañía americana que esté obligada a exponer a sus clientes a un gran riesgo de ataque”.

“Las implicaciones de las demandas del gobierno son escalofriantes. Si el gobierno puede utilizar las órdenes judiciales para que sea más fácil desbloquear un iPhone, tendría el poder de capturar los datos de cualquier dispositivo de cualquier persona. El gobierno podría extender esta violación de la privacidad y demandar que Apple diseñe un software de vigilancia para interceptar los mensajes, acceder al historial clínico o datos financieros, el seguimiento de la ubicación, o incluso acceder al micrófono del teléfono o la cámara sin su consentimiento”

Captura de pantalla 2016-02-17 a las 12.17.03

Apple no piensa crear ninguna puerta trasera para permitir al FBI ni a ningún gobierno acceder a los datos del iPhone

Según la carta, el gobierno pide a Apple crear un sistema operativo especial para estos casos. Sin embargo, la compañía defiende que no hay manera de garantizar que ese sistema operativo no será utilizado para otros casos y que sería un peligro para la privacidad del usuario, además podría establecer un peligroso precedente para futuros casos legales. Tim dice que el gobierno está pidiendo a Apple hackear sus propios dispositivos y “enterrar décadas de mejoras de seguridad que protegen a nuestros clientes”

La carta concluye con Cook sosteniendo que las demandas del FBI comprometen las libertades que “el gobierno tiene la intención de proteger”. Aquí os dejamos un enlace a la carta original escrita por Tim Cook.