Al parecer hay dos casos documentados de dos iPhone 8 Plus a los que les ha fallado la batería, Apple ya lo está investigando

No hay año en el que no aparezca un problema relacionado con el nuevo iPhone que presenta Apple. Los casos más famosos fueron el “antennagate” y el “bendgate”. El primero afectó al iPhone 4 y a su cobertura. Si lo cogías con las dos manos, podías quedarte sin señal. El segundo caso fue el del iPhone 6 y su supuesta facilidad para ser doblado. Yo tuve ambos dispositivos y no encontré estos problemas, pero si que generaron mucha polémica.

De momento no habíamos oido hablar de ningún problema en los nuevos iPhone 8. Hasta ahora. Aunque no es nada generalizado, ya que solo se han documentado dos casos en todo el mundo. Estos dos casos parecen afectados por el mismo problema, la batería, y tienen el mismo protagonista, el iPhone 8 Plus.

El primer cliente afectado supuestamente por este problema es una mujer taiwanesa. Asegura que su iPhone 8 Plus se abrió a pesar de estar cargándose con un adaptador de corriente oficial de Apple. Los medios de comunicación chinos informaron que el dispositivo ha sido devuelto a Apple. Algo que sirve para que la empresa investigue el caso.

El segundo es un cliente de Japón, que ha compartido las imágenes en redes sociales. En ambos casos, parece que la batería puede haberse hinchado debido a un problema interno. Esta presión interna separó la pantalla, haciendo que el iPhone se abriera. Gracias a que los iPhone se abrieron quizás se evito algo peor. Ya que la presión interna podría haber provocado un incendio.

No hay necesidad de preocuparse, no es otro caso Note 7

Con millones de iPhones fabricándose en pocas semanas, es común que algunos tengan fallos en sus baterías o en otras zonas. Entra dentro de lo común y le sucede a todas las empresas. También sucedió el año con algunos modelos de iPhone 7. Y es probable que suceda con el iPhone X y con los iPhone que vengan después. De los millones de iPhone 8 y 8 Plus que hay en el mundo, simplemente se han oido dos casos. Un porcentaje muy bajo.

Solo cuando este porcentaje es alto supone un problema. Eso le pasó a Samsung el año pasado con su Note 7. Todos los días aparecían fotos de dispositivos ardiendo, lo que llevó a los coreanos a dejar de fabricarlo. El iPhone 8 no tiene este problema, aunque Apple ya lo está investigando por si acaso.