Algunas compañías se niegan a dar soporte a Apple Pay porque aseguran que la demanda es “insuficiente”

Apple Pay sigue abriéndose camino en el mercado estadounidense, pues por el momento es el único lugar en el que encontramos el servicio a falta de que la compañía inicie su prometida expansión internacional. Precisamente, Apple sigue centrada en ampliar el soporte del sistema de pagos al mayor número de cadenas de tiendas y minoristas posibles, y recientemente ha asegurado un representante de la compañía a Reuters que Apple Pay estará presente en la mitad de los 100 vendedores más importantes de Estados Unidos.

La compañía se encuentra negociando directamente con las 100 compañías de venta al por menor más importantes del país y, según el estado actual de esas negociaciones, al menos pueden afirmar que la mitad de ellas estaría dispuestas a dar soporte a Apple Pay en los próximos meses y “muchas más” se esperan para el siguiente año.

iPhone-6-Apple-Pay

Sin embargo, puede que lo más significativo de esta noticia son aquellas compañías que por el momento se niegan a ofrecer soporte con Apple Pay porque aseguran que la demanda es “insuficiente”. Reuters se puso en contacto con 98 de los 100 vendedores más importantes de Estados Unidos y cerca de dos tercios de ellos “afirmó categóricamente” que no aceptarían Apple Pay este año.

Menos de un cuarto dijeron que ya ofrecen soporte en estos momentos, por lo que Apple estaría tratando de convencer a una amplia mayoría que todavía se niega a apostar por Apple Pay. Las principales razones de la negativa son una demanda insuficiente por parte de sus compradores unido al alto coste de la implementación. Hemos de tener en cuenta que cada terminal NFC compatible puede costar entre 300 y 500 dólares, un precio que puede echar atrás a más de uno.

apple-pay-iphone-6

El precio de cada terminal NFC compatible con Apple Pay varía entre los 300 y los 500 dólares

Por supuesto, este coste no está directamente relacionado con Apple Pay, pues el sistema de pagos de la manzana funciona con un protocolo estandarizado que ya ha sido extendido y que muchos comercios tenían con anterioridad a la llegada del servicio. Sin embargo, todavía existen muchas grandes cadenas en EE.UU. que no cuentan con estos terminales y todo apunta a que la implantación será lenta.

Como leemos en iDownloadBlog, la llegada de otros servicios rivales al mercado en los próximos meses como Android Pay o Samsung Pay seguramente suponga el empujón definitivo a la industria de los pagos móviles. La apuesta de Samsung resulta especialmente interesante por ser compatible con cualquier lector de tarjetas magnético, sin ser necesario a priori una inversión tan elevada en terminales NFC compatibles.

¿Qué creéis? ¿Acabará triunfando Apple Pay?