Algunos de los hospitales más importantes de Estados Unidos han iniciado programas piloto para probar HealthKit

Una de las grandes apuestas que Apple realizó el año pasado fue HealthKit, la plataforma de salud que aspira recopilar en un único lugar los datos sanitarios más importantes del usuario. Por supuesto, el éxito de esta iniciativa dependerá en gran medida del soporte que reciba por parte de los profesionales del sector, tanto de los hospitales como de los dispositivos médicos encargados de proveer buena parte de los datos que pueden ser almacenados en Salud.

El medio Reuters ha desvelado hoy que 14 de los 23 hospitales más importantes de los Estados Unidos han iniciado un programa piloto para poner en práctica la plataforma HealthKit o tienen intención de hacerlo próximamente. Estos programas permitirán a los doctores monitorear a los pacientes con condiciones médicas crónicas y enviarles alertas cuando perciban los primeros signos de eventuales problemas.

salud-app-ios-8

Se sabe que Apple ha construido un equipo que sirve como enlace entre las instituciones sanitarias y los usuarios, de modo que pueda ayudar a integrar HealthKit en los diferentes hospitales. Concretamente, la compañía habría contratado a John Halamka, el jefe de información de la Harvard Medical School. Según ha explicado el propio Halamka, la plataforma HealthKit permitirá a los hospitales algo de lo que no hubieran sido capaces por ellos mismos: construir un software consistente y fiables con el que interactuar con los pacientes.

Además, estos programas podrían expandirse en un futuro cuando el Apple Watch llegue al mercado, pues las diferentes funciones del dispositivo orientadas a monitorear la actividad y la salud del usuario podrían ser un buen indicador para detectar cualquier posible problema. De hecho, algunos rumores previos apuntaban a que el reloj inteligente de la manzana podría ser subvencionado por las aseguradoras de salud por su utilidad médica, algo de lo que todavía no tenemos información.

healthkit_0

Los datos del Apple Watch también serán utilizados para detectar cualquier posible problema en el paciente

Sin embargo, la FDA norteamericana ya anunció hace una semana que el Apple Watch no tiene la categoría de dispositivo médico, por lo que sus resultados en ningún caso serán vinculantes ni se podrán tomar por válidos sin la posterior supervisión de un profesional. Aunque por el momento el smartwatch de Apple tan sólo incorpora un sensor para monitorear el ritmo cardíaco, es de esperar que futuras versiones del dispositivo incluyan sensores más avanzados como un glucómetro o un termómetro corporal.