Compartir

Una nueva patente concedida a Apple nos sugiere que Apple está trabajando en una tecnología que lee la huella dactilar sin contar con un sensor dedicado

Una nueva patente de Apple se ha hecho publica hoy martes. En ella se muestra una nueva forma de leer la huella dactilar. La descripción de la patente es algo como “Panel de visualización interactivo con diodos IR”. Esta pantalla incorpora tecnología micro-LED. La patente pertenecía a LuxVue, y ha sido resignada a Apple. Los de Cupertino compraron la empresa en 2014.

Básicamente est patente muestra una tecnología capaz de reemplazar los actuales componentes del sensor capacitado de la pantalla. Para ello coloca emisores de luz y sensores infrarrojos en determinados puntos. Estos sensores se podrían colocar en las pantallas actuales. Debido a su pequeño tamaño, estos diodos IR se pueden incrustar en la pantalla junto con píxeles.

En la patente estos píxeles se han denominado “interactivos. Los subpíxeles contarían con la actual matriz RGB, rojo, verde y azul y además otros dos subpíxeles, emisor IR y sensor IR.  Además este sistema puede calibrarse para realizar otras funciones. Como por ejemplo detectar la luz ambiente para controlar el brillo o como detector de proximidad para apagar la pantalla durante las llamadas.

Estos píxeles podrían situarse tan solo en una parte de la pantalla. Por ejemplo la parte de abajo, que es donde estamos acostumbrados a que se sitúe el Touch ID. O en toda la pantalla. Por lo que no importaría donde colocáramos el dedo. Además estos componentes podrían funcionar aunque la pantalla estuviera apagada.

Esta patente describe lo que esperamos del iPhone 8

Simplemente sabemos que solo es una patente y que puede que nunca se haga realidad. Pero esto coincide con los actuales rumores de un iPhone 8 todo pantalla. Con esta tecnología Apple ya no necesitaría sensores de luz ni de proximidad ni el actual Touch ID. La tecnología utilizada por Apple en el Touch ID requiere un anillo capacitivo que esté en contacto con el dedo. Este anillo es de metal.

Si Apple quiere que el frontal del iPhone 8 sea totalmente plano, tiene que eliminar este anillo. Y parece que lo que describe esta patente es perfecto para ello. Además también se quitara de en medio los sensores de luz y proximidad. Por lo que el único problema seria la cámara y el altavoz. Veremos si finalmente se hace realidad, pero sino utilizan esta tecnología tendrán que usar algo parecido.