Compartir

El asistente inteligente de Apple será un duro rival para los grandes de su categoría

Apple permitió a los miembros de la prensa invitados ayer a la WWDC a probar el HomePod, el nuevo dispositivo de Apple que pretende revolucionar la música en nuestro hogar. Pese a su enfoque en la música, el HomePod es también un asistente inteligente que integra Siri y al que podemos pedirle cualquier cosa, desde consultar el estado del tráfico a pedirle que anote una cita en el calendario. Sin embargo, limitándonos exclusivamente a su faceta como altavoz, las primeras sensaciones con el HomePod no podrían ser mejores.

Por ejemplo, según Mashable, Apple realizó una prueba de audio reproduciendo cinco canciones de géneros musicales diversos y todas ellas presentados “un muy buen audio”. El dispositivo inicia emitiendo el audio en 360 grados para aprender del entorno que le rodea, es entonces cuando automáticamente ajusta la emisión de audio al tamaño de la habitación y la localización de las personas en la sala.

El artículo explica que “no importa dónde me movía dentro de la sala, el audio era consistente”. Además añade que “el audio no era simplemente alto – llenar una habitación con sonido, bueno o malo, es fácil – sino que era rico. Los agudos eran fuertes, pero no rotos. Los bajos eran profundos, sonoros, pero no estridentes”. Además, Apple contaba en la habitación con otros altavoces rivales como el Somos Play y el Amazon Echo, y aseguran que el HomePod los batía sin ningún problema.

Las impresiones de CNET son similares, destaca la capacidad del HomePod para reconocer la existencia de una segunda unidad dentro de la habitación y ajustar automáticamente la reproducción para la mejor salida de audio. Señalan que la calidad de audio es más profunda y viva que la del Sonos Play y mucho mejor que la del Amazon Echo.

El HomePod es mejor que sus rivales en cuanto a especificaciones técnicas

Si hablamos estrictamente de especificaciones técnicas, el HomePod monta siete agudos y un subwoofer de 4 pulgadas diseñado por Apple, además de 6 micrófonos para detectar nuestro “Oye Siri” desde cualquier rincón de la habitación. Además, se encuentra controlado por el chip A8 de los últimos iPhone, lo cual le permite una mayor capacidad de procesado y reconocimiento que sus rivales.

Sin embargo, como leemos en MacRumors, los asistentes no fueron capaces de probar todavía sus funciones como asistente inteligente, pues las unidades de demostración todavía no contaban con Siri funcionando. Habrá que esperar a diciembre para ver los primeros análisis del HomePod.

¿Qué os parece hasta el momento?