Compartir

La batalla legal entre Apple y Qualcomm se complica hasta el punto de solicitar la prohibición de las ventas de iPhone en los Estados Unidos

Hace unos meses se inició una dura guerra entre Apple y Qualcomm. Dede Cupertino acusaron a Qualcomm de cobrarles una cantidad excesiva por las patentes que estos manejan, además de exigirles un pago pendiente de mil millones de dólares. Muchas de estas patentes son imprescindibles en el mundo de la telefonía. Es decir, sin ellas el iPhone no funcionaría. Ambas compañías no han llegado a ningún acuerdo, y Apple ha decidido dejar de pagar hasta que esta situación se solucione.

Pero parece que la situación no va a mejorar, si no todo lo contrario. Según ha informado Bloomberg, Qualcomm quiere ir más allá en esta guerra y va a realizar una petición a la Comisión de Comercio Internacional de los Estados Unidos. Con ella pretenden prohibir la importación de cualquier iPhone fabricado en Asia a los Estados Unidos. Esto también bloquearía las ventas del dispositivo en el país. Y, por si fuera poco, podría afectar al futuro iPhone 8.

La acción de Qualcomm es muy agresiva y beligerante en contra Apple. Esta comisión tiene poder para actuar de forma rápida sin que intervengan los tribunales. Estados Unidos es el mercado más importante para Apple. Y una prohibición de las ventas de iPhone allí supondría gran descenso de los ingresos.

Qualcomm no está pasando por su mejor momento. Actualmente se está enfrentado acusaciones de prácticas monopolistas en Estados Unidos. En Europa y Taiwan también podrían verse en una acusación parecida. Y en Corea del Sur ya han sido multados con 853 millones de dólares por prácticas desleales, una demanda que Apple apoyó en su momento.

¿Se quedará EEUU sin iPhone?

Parece poco probable que se lleve a cabo una medida tan drástica. Que además iría en contra de una de las principales empresas de Estados Unidos. Apple alega que esta actitud de Qualcomm era una represalia por haber colaborado con el gobierno surcoreano. Aun así, ninguna de las empresas ha realizado declaraciones oficiales sobre este tema.

Veremos hasta donde se tensa la cuerda entre Apple y Qualcomm. No es la primera vez que se solicita la prohibición de venta de algún dispositivo. Pero casi nunca se ha cumplido la amenaza. Al final seguramente terminen entendiéndose y lleguen a un acuerdo económico. Sin tener que pasar por los tribunales.