Compartir

Un analista informa que Apple habría lanzado el Apple Watch y los AirPods a un precio inferior a lo habitual para atraer usuarios

Según Neil Cybart de Above Avalon, Apple ha puesto un precio inferior tanto al Apple Watch como a los AirPods para atraer usuarios a su “ecosistema”. Según informa el analista, esto es algo inimaginable hace unos años. Habitualmente Apple es considerada una marca cara. Es decir que a pesar de que sus productos funcionen muy bien y sean de los mejores del mercado, siempre estas pagando la marca.

Según Cybart esto ha cambiado con dos productos de la manzana. Los AirPods han sido los últimos en llegar. Su precio es de 159 dólares en Estados Unidos. Puede parecer un precio elevado para unos auriculares. Pero, ¿qué pasa si los comparamos con su verdadera competencia?, los AirPods resultan ser más baratos que los auriculares inalámbricos de otras marcas.

La principal competencia de los AirPods son los Bragi Dash, que cuestan 299$, Motorola también tiene los suyos, los VerveOnes +, que cuestan 249 $. Otro de los grandes competidores de Apple es Samsung, que cuenta con los Gear IconX, a un precio de 199$. Todos son más caros que los AirPods. Cybart cree que Apple podría haber puesto un precio de 249 dólares, o incluso 299 dólares, a los AirPods. Pero de esta forma fuerza a la competencia a bajar los precios si quieren ser competitivos.

Algo similar ocurre con el Apple Watch. El Series 1 tiene un precio de 269 dólares, y el series 2 de  349. De nuevo si lo comparamos con varios rivales, el reloj de Apple sigue saliendo ganador. El Garmin Forerunner 630 cuesta 399$ y el Samsung Gear S3, 349$. Además opina que es posible que el Apple Watch más básico termine costando 199 dólares.

El Apple Watch y los AirPods como medio para entrar en el “mundo Apple”

Es la primera vez que relacionamos Apple con algo barato. Es cierto que en el mundo de los auriculares inalámbricos, los AirPods han supuesto una pequeña evolución. Gran autonomía, con una caja que los carga y a un precio más barato que sus competidores. El caso del Apple Watch es más discutible, aunque sí es un producto “barato” dentro de los dispositivos Apple.

Es posible que estos dos productos se utilicen para atraer a usuarios y que entren en el ecosistema de Apple. Primero te compras unos AirPods, y puede que un año después te hagas con un iPhone. Es buena estrategia. Pero aun hay muchos productos de Apple que siguen siendo incuestionablemente caros. El último MacBook Pro de 15 pulgadas con Touch Bar comienza en 2.399 dólares. Y hay un puñado de modelos de Apple Watch que cuestan más de 1.000 dólares.