Compartir

Pebble anuncia que la producción del modelo metálico de su último smartwatch comenzó esta semana

Pebble ha conseguido posicionarse como uno de los fabricantes de smartwatch más importantes del mercado, y es que a pesar de nacer como una modesta startup a través de una campaña de crowdfunding, ya se han vendido más de 1 millón de Pebble en todo el mundo y todo apunta a que su nuevo modelo también podría repetir el mismo éxito que el anterior.

La compañía ha anunciado hace unos días que la producción del Pebble Time Steel ya había comenzado y que se encontrarían listos para enviar las primeras unidades a los clientes a finales de este mismo mes de julio. Aquellos que participaron en la campaña de crowdfunding y pidieron su modelo Steel podrán comenzar a disfrutarlo este mismo mes de julio, aunque la compañía ya ha advertido que los más rezagados podrían recibirlo a lo largo del mes de agosto.

Pebble-Time-Steel-14

El Pebble Time Steel se enviará junto a la correa de piel o metal, o ambas en el caso de que el usuario así lo pidiera. Sin embargo, debido a una disponibilidad algo más limitada de lo esperado, la correa metálica podrían enviarse más tarde como envío separado. Por defecto, la correa metálica nos se incluye junto a las unidades de venta en tienda del Pebble Time Steel, aunque es posible comprarlo como accesorio separado.

La compañía comenzó a enviar el modelo estándar del Pebble Time a finales del mes de mayo a los que financiaron la campaña, y hace poco abrieron el plazo de reservas para comprar el smartwatch en Best Buy, la única plataforma que ha confirmado por el momento que ofrecerá el dispositivo. Para todos los demás, todavía habrá que seguir esperando a que el Pebble Time pueda comprarse online.

pebble-time-steel-press-1

El Pebble Time Steel se enviará junto a las correas de piel o metálica

La segunda iteración de este popular smartwatch cuenta con importantes innovaciones con respecto a su predecesor. Por ejemplo, ahora encontramos una pantalla de color e-ink que sigue conservando los 7 días de autonomía que han hecho popular al dispositivo. El sistema operativo también ha sido renovado para incorporar una interfaz basado en un timeline.

Por supuesto, el Pebble Time sigue conservando sus rasgos característicos: cuerpo rectangular, 3 botones para desplazarnos a través de los menús, nada de sensores y un precio que lo hacen bastante atractivos para los que buscan un smartwatch sin pasar por el aro de las limitaciones de un smartwatch.