Compartir

KGI desvela los enormes problemas de disponibilidad a los que podría enfrentarse el iPhone X cuando llegue al mercado

Hace unos días una publicación del WSJ desvelaba que los problemas de producción del iPhone X seguían siendo importantes a estas alturas, provocadas mayormente por la implementación de la nueva pantalla OLED de Samsung y los procesos y pasos adicionales que requiere respecto al montaje de las anteriores LCD. Según las estimaciones, Apple se encontraría un mes por detrás en volumen de producción a estas alturas, algo que con total seguridad impactará en la disponibilidad inicial del iPhone X.

Ahora, el analista Ming-Chi Kuo arroja más luz sobre este tema y desvela un dato demoledor: la producción del iPhone X a estas alturas no superaría las 10.000 unidades diarias. Esto implicaría que el nuevo terminal se enfrentará a grandes problemas de disponibilidad durante todo este 2017, amén de que su lanzamiento pueda retrasarse hasta finales de octubre.

De hecho, ya son varias las fuentes que indican que, pese a ser presentado hoy a las 19:00 en el Steve Jobs Theatre, el iPhone X no llegaría hasta finales de octubre y lo haría en unidades muy limitadas. Además, no todos los colores estarían disponibles desde el lanzamiento, Kuo informa que el nuevo color dorado estaría experimentando problemas de producción y estaría disponible en todavía menos cantidad, incluso podría lanzarse más tarde que el resto de colores.

El dorado del nuevo iPhone X no será igual al que hemos visto hasta la fecha, que se asemejaba más al champagne, se trata de una tonalidad más oscura, más cercano al marrón que al dorado. Este color recibiría el nombre de “Blush Color” y también estaría disponible como nuevo modelo en el Apple Watch Series 3.

 

10.000 unidades diarias es cantidad insuficiente para satisfacer la demanda inicial del iPhone X

Aunque se espera que el iPhone X supere los 1.000 dólares, la demanda esperada del nuevo terminal excede por mucho la capacidad de 10.000 unidades diarias. De hecho, si hacemos un rápido cálculo, el iPhone 6s vendió en su fin de semana de lanzamiento 13 millones de unidades, por lo que Apple tardaría 3 años y medio en satisfacer toda esa demanda a este ritmo.

Como leemos en 9to5Mac, es posible que mañana Apple muestre el cartel de “Disponible a finales de año” cuando presente el iPhone X, algo más que probable si tenemos en cuenta las limitadas unidades con las que contarían en estos momentos.