Compartir

Apple trabaja en una solución de carga inalámbrica con Broadcom pero no estaría lista hasta 2018

La carga inalámbrica es una de las novedades más rumoreadas para el próximo iPhone 8 y, pese a que se ha escrito mucho sobre ello, todavía no está claro con qué tipo de tecnología nos encontraremos. En un primer momento se habló que nos encontraríamos ante una carga inalámbrica a distancia que permitiría cargar nuestro iPhone desde cualquier punto de la habitación sin necesidad de conectarlo a una toma de corriente o situarlo sobre una superficie en concreto.

Sin embargo, los últimos rumores apuntan a que esa tecnología tan prometedora no estaría disponible todavía. Un informe de JPMorgan publicado hace tan sólo unos días que Apple ha estado trabajando durante dos años en una solución personalizada de carga inalámbrica junto con Broadcom. Desconocemos si esta solución sería la tan rumoreada carga inalámbrica a distancia, pero lo que parece es que el iPhone 8 se perderá esta característica, pues no la veríamos implementada en los dispositivos de Apple hasta 2018.

En el informe se alude a la nueva estructura y materiales del iPhone 8, tales como una parta trasera construida completamente en cristal, como indicadores de que algún tipo de novedad en cuanto a la carga del dispositivo veremos. Sin embargo, esto podría significar que el iPhone 8 incorpora carga inalámbrica por inducción, la cual lleva presente en smartphones de la competencia desde hace ya algunos años.

No queda claro en este punto qué se entiende por “carga inalámbrica” cuando el analista Ming-Chi Kuo hizo referencia hace unas semanas a que los 3 nuevos modelos del iPhone de 2017 contarán con ella. Información más reciente proveniente del analista Timothy Arcuri también apunta a que la solución revolucionaria de carga a distancia se quedará fuera, al menos, del próximo iPhone 8.

La novedad del iPhone 8 podría quedarse simplemente en la carga por inducción

Como leemos en Appleinsider, varios motivos se citan al respecto, aunque el que parece tener más fuerza es el hecho de que la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos tan sólo ha aprobado una versión muy básica de la tecnología de carga inalámbrica a distancia de Energeous, similar a la que Apple utilizaría en su iPhone 8, que tan sólo es capaz de carga el dispositivo muy lentamente y a poca distancia del receptor.

Aunque el CEO de Energeous comunicó el pasado mes de enero que habían llegado a un acuerdo para implementar su tecnología en “uno de las compañías de consumo electrónico más grandes del mundo”, quizá nos encontremos todavía en una solución demasiado prematura como para verlo a finales de año a gran escala.

¿Qué pensáis?