Compartir

Un nuevo informe apunta a que el icónico diseño de “gota de agua” volverá al iPhone 8 con un cuerpo completamente de cristal

Aunque todavía faltan bastantes meses para la presentación oficial del iPhone 8 por parte de Apple, las informaciones comienzan a acaparar los titulares de los medios tecnológicos semana tras semana. En esta ocasión ha sido el medio coreano ET News quien se pronuncia sobre uno de los secretos mejor guardados del próximo smartphone de la manzana: su diseño.

Conocer el aspecto y forma del iPhone 8 es uno de los mayores deseos en estos momentos de medio panorama tecnológico y, aunque conocemos ya algunos detalles de hacia dónde irán los tiros, todavía es imposible ponerle cara y ojos al próximo modelo de Apple. La nueva información apunta a que el iPhone 8 contará con “un diseño gota de agua”, otra de forma de decir que volverán las líneas curvas que vimos en el iPhone original ahora hace unos 10 años.

El cuerpo del dispositivo sería íntegramente de cristal, aunque un cristal curvado que recuperará algunas reminiscencias del iPhone original. Desde luego, como herramienta promocional tiene una fuerza y potencial brutal: en el décimo aniversario del iPhone se presenta un modelo radicalmente nuevo que, sin embargo, conserva la esencia y forma de ese primer modelo.

En el informe podemos leer que Apple utilizará cristal 3D para rodear todos los laterales del dispositivo y contará con una delgada franja metálica que rodeará el borde del terminal. Además, parece ser que la parte trasera del iPhone 8 será más curvada que el panel frontal, una información que se asemeja a la aportada por el analista Ming-Chi Kuo cuando dijo que Apple mantendrá el cristal 2.5D para el frontal del dispositivo.

El diseño del iPhone 8 sigue todavía siendo un gran misterio

No cabe duda de que este año Apple está haciendo un gran trabajo por evitar todas las filtraciones, pues recordemos que en años anteriores por estas fechas ya conocíamos los primeros esquemas y componentes del nuevo iPhone. Según apuntan algunas fuentes, el iPhone 8 podría salir al mercado meses después de su presentación, precisamente para evitar que pueda filtrarse antes de tiempo, una estrategia que la compañía también siguió con el Apple Watch.

Como leemos en 9to5Mac, otras de las novedades que se esperan para el iPhone 8 son la tecnología de carga inalámbrica, una cámara frontal con sensor 3D capaz de escanear la profundidad del entorno y, según los últimos rumores, funciones muy orientadas a la realidad aumentada.