Compartir

El iPhone 8 podría causar una gran escasez de pantallas OLED en el mercado de los smartphones

Que el iPhone 8 o iPhone décimo aniversario contará con un panel OLED parece un secreto a voces. Apple ha decidido cambiar a esta tecnología de pantallas, pero hay un principal escollo, su fabricación no está tan extendida como la de los paneles LCD. Según un informe de Digitimes, el iPhone 8 dejará sin existencias a las fábricas de este tipo de pantallas. Por lo que el resto de la industria podría tener que cambiar de tecnología.

Ya sabemos que actualmente no hay nadie capaz de fabricar todos los paneles que Apple necesita. Por eso se rumorea que tan solo habría un modelo OLED el año que viene. Según las fuentes de Digitimes, los suministros de muchos componentes probablemente escaseen. Esto sería debido a la gran demanda de smartphones chinos.

Concepto de @VenyaGeskin1

Dentro de esta escasez se incluirían también otros componentes como memorias y sensores de cámaras. Marcas como Huawei, Oppo o Vivo ya estarían estudiando las fórmulas para seguir creciendo. Las pantallas LCD también escasearían debido a la migración de nuevos fabricantes y a que su tamaño ronda las 5 pulgadas, y ahora mismo se demandan smartphones de 5,5 o incluso 5,7 pulgadas.

Los rumores indican que Apple estrenará tres nuevos iPhones este año. Dos de ellos pertenecen a una supuesta gama “iPhone 7s”, con pantallas LCD de 4,7 y 5,5 pulgadas como los actuales. Se espera que el “iPhone 8” de gama alta tenga un panel OLED curvo fabricado por Samsung. Este panel sería de 5.1 ó 5.2 pulgadas “útiles” y 5,8 de pantalla. Los tres teléfonos contarían con carga inalámbrica. Lo que explicaría los rumores de la vuelta al vidrio, ya que el metal puede interferir con las señales inalámbricas. Además como conocimos hace poco, el nuevo iPhone podría contar con protección IP68.

Las grandes compañías están invirtiendo en OLED

Parece que el futuro de las pantallas, al menos a corto plazo, es la tecnología OLED. Esta ya ha llegado a un nivel de madurez a la altura de los paneles LCD. Ofreciendo varias ventajas respecto a ellos, como unos tonos más intensos y un negro puro.

Empresas como Sharp, LG o Samsung quieren continuar siendo proveedores de Apple, y para ello tendrían que invertir en tecnología OLED. Samsung en este apartado es uno de los referentes. Por ese motivo quizás es por lo que ha sido seleccionada por Apple para suministrar los paneles del iPhone 8.