Compartir

Apple ya se ha hecho cargo y se encuentra estudiando el caso de un iPhone 7 que comenzó a arder sin aparente explicación

Después de ver los sucedido con los Samsung Galaxy Note 7, cualquier noticia de un teléfono ardiendo llama la atención. En este caso se trata de un iPhone 7 Plus, por lo que la noticia es aun más mediática. Ayer aparecía un video en Twitter en el que se veía el iPhone ardiendo. Ha tenido más de 26.000 retweets. En el vídeo se ve como se había separado la pantalla del chasis y de dentro salía humo blanco.

Nos situamos. El suceso ha ocurrido en Estados Unidos, concretamente en Arizona. Allí Brianna Olivas experimenta un problema con su iPhone 7 Plus en color rosa, no se enciende. Este iPhone había sido comprado a la operadora americana Sprint. Brianna decide visitar una tienda de Apple para comentar el error. Allí los empleados aseguran que el dispositivo funciona correctamente y que se debería a algo puntual. Y así sucedió hasta el día siguiente, el iPhone funcionaba de forma normal.

Es entonces cuando mientras el dispositivo se está cargando, Brianna se da cuenta de que algo no va bien. El iPhone emite una especie de chirrido y comienza a salir humo. Como se ve en el vídeo, el dispositivo se separa por un lateral. La funda de plástico que lo protege se derrite, por lo que la temperatura era alta. No se conoce cual fue el problema exacto, aunque el humo blanco suele indicar problemas con la batería.

Apple ha actuado reemplazando el iPhone 7 de inmediato, algo totalmente lógico. Y ha comunicado que se encuentra estudiando el dispositivo para averiguar lo que ha pasado. Además de investigarlo también van a estar en contacto con la propietaria para que les pueda ofrecer todos los datos posibles.

Que no cunda el pánico, solo es un caso aislado

Teniendo el problema del Galaxy Note 7 tan cercano en el tiempo es posible que muchos teman que pueda suceder algo parecido. Nada más lejos de la realidad. Esto se trata de un caso aislado que Apple esta estudiando. El problema se Samsung fue un defecto en el diseño del dispositivo, por lo que todos los teléfonos se encontraban afectados.

Además el problema del Galaxy Note se detectó a las pocas semanas de salir a la venta y en muchos smartphones a lo largo del mundo. Este es un problema puntual que ha pasado a un solo usuario. Como en todo lo que se fabrica en serie, puede haber algunos defectos en algún determinado lote.