Compartir

Ya comienzan a aparecer las primeras pruebas de rendimiento real del Galaxy S8 y el iPhone 7 Plus destroza al nuevo smartphone de Samsung

Hace unas semanas Samsung presentaba su nuevo smartphone estrella: el Galaxy S8. De él nos gustaron muchas cosas como su diseño, y otras no tanto, como su poca seguridad en cuanto al reconocimiento facial. Con el dispositivo a punto de salir al mercado, han comenzado a aparecer los primeros test de rendimiento. En estas pruebas se realizan una serie de acciones, como abrir apps e importar vídeo en 4k. Todo se cronometra para ver que smartphone es más rápido.

Es una prueba que nos muestra e rendimiento real de los dispositivos. Aquí no están hablando de núcleos ni de GB de RAM. Es rendimiento puro y duro. En el vídeo que os mostramos hoy, se enfrentan el iPhone 7 Plus de Apple contra el Samsung Galaxy S8. Y ya os adelanto, que el terminal de Samsung no sale muy bien parado.

Como habéis podido ver, ambos dispositivos van abriendo aplicaciones y cuando han cargado salen para abrir otra. El iPhone se muestra más rápido en esta faceta, aunque no por mucha ventaja. Donde el iPhone sí gana por goleada es en la importación de vídeo 4k. Esto hace que el iPhone termine en tan solo 3 minutos y 38 segundos. El Galaxy S8 se va a los 7 minutos y 37 segundos. Es decir, el smartphone de Samsung tarda el doble que el iPhone.

Además, en la segunda vuelta, las diferencias se incrementan. El iPhone la completa en solo 47 segundos, sin embargo el Galaxy S8 se demora hasta casi dos minutos, 119 segundos. Es una gran diferencia en algo de lo que Android siempre presume, la multitarea. El Galaxy S8 no es capaz de retener las apps en memoria, y las tiene que iniciar desde cero en la segunda vuelta.

El iPhone 7 Plus es más rápido el el Galaxy S8

El iPhone 7 y su chip A10 Fusion tiene un mejor rendimiento que el mejor terminal Android en la actualidad. En los test de rendimiento, los benchmark, los resultados de ambos dispositivos son muy parejos.

En Geekbench 4, la puntuación en single-core es:

  • Samsung Galaxy S8: 1.846.
  • iPhone 7 Plus: 3.478.

Y la puntuación en multi-core:

  • Samsung Galaxy S8: 5.929.
  • iPhone 7 Plus: 5.917.

En Antutu pasa algo parecido. El Samsung Galaxy S8 consigue 163.734 puntos y el iPhone 7 Plus 160.262. Pero en el test real probando el sistema operativo y las aplicaciones, el terminal de Apple termina siendo un claro vencedor.

  • albertoglezc

    Está claro que el problema básico de los benchmarks es que muchas veces, para mostrar una cierta superioridad, los fabricantes muy posíblemente se centren en ofrecer resultados de benchmarking lo más altos posibles sin preocuparse realmente por el uso habitual que se hace de un terminal…

    Sobre el papel, está claro que gana por poco el Samsung S8, pero en la realidad, parece que quien ofrece mejores resultados es el iPhone 7 Plus…