Compartir

Tras desmontar el nuevo iPad Pro de 10,5 pulgadas, iFixit en cuenta que sea un iPad de 12,9 reducido más que un iPad de 9,7 grande

Como es habitual tras cada lanzamiento de Apple, iFixit ha desmontado el nuevo iPad Pro de 10,5 pulgadas. Y como es normal al despiezar cada dispositivo, se encuentran algunas sorpresas interesantes. Ya que Apple no es muy dada a compartir las especificaciones técnicas, gracias a iFixit podemos conocer todos los detalles.

Lo primero en lo que se han dado cuenta, es que el nuevo iPad de 10,5 pulgadas parece más bien una versión reducida del iPad de 12,9 que un iPad Pro de 9,7 más grande. Una de estas características que lo hace más parecido al modelo de mayor tamaño es la posición de los cables de la pantalla. En este caso están situados en el centro de la pantalla, algo que solo pasaba en el modelo grande y que lo hacen más sencillo de “abrir”.

Hay otras novedades relacionadas con los cabes de la pantalla. La nueva pantalla del iPad Pro presume de una tasa de 120 Hz, la más alta en un dispositivo de este tipo. Esto provoca que se necesiten el doble de cables que anteriormente. En lugar de los dos habituales, ahora se necesitan cuatro.

Otra de las novedades es que el dispositivo tiene 4 GB de RAM, en forma de dos chips de 2GB LPDDR4 de Mircron. El anterior iPad Pro de 9,7 cuenta con 2GB. La memoria flash es suministrada por Toshiba, lo normal en los dispositivos de Apple. La batería también ha sufrido una ligera actualización. De los 27.91Wh que tiene el iPad Pro de 9.7 pulgadas se ha pasado a 30.8Wh, probablemente debido a que la nueva pantalla consume más energía.

El nuevo iPad Pro es más pro de lo que esperábamos

Cuando Apple lanzó el anterior iPad Pro de 9,7 pulgadas una de las decepciones fue que no era tan potente como su hermano mayor. Con el nuevo modelo de 10,5 pulgadas, Apple ha igualado ambos modelos en cuanto a prestaciones. Recordemos que con iOS 11 el iPad ha ganado mucho en productividad, y seguro que las mejoras continúan por lo que esos 4 GB de RAM pueden venir muy bien en el futuro.

Los nuevos iPad cada vez están más cerca de poder sustituir a los ordenadores portátiles. Los benchmark realizados a los nuevos modelos demuestran que son más potentes que los últimos MacBook. Por lo que es posible que al final Apple tuviera razón.