Compartir

Fitbit presenta su primer smartwatch con funciones deportivas y un diseño que recuerda al del Apple Watch

Fitbit ha dado oficialmente el salto a los smartwatch y ha presentado su primer modelo de reloj inteligente en el CES, una de las ferias tecnológicas más importantes del mundo que estos días está teniendo lugar en Las Vegas. Aunque la marca es el mayor fabricante de wearables del mercado, su catálogo actual se limitaba a pulseras y cuantificadores sin tener todavía ningún producto colocado en el segmento de los smartwatch.

El Fitbit Blaze es un reloj cuantificador enfocado al uso deportivo pero que no pierde de vista el diseño y las funciones sociales. Como se puede apreciar en las imágenes, el diseño no puede evitar que nos acordemos del Apple Watch, aunque los acabados del Fitbit son mucho menos pulidos y cuidados. El dispositivo cuenta con un marco de acero inoxidable y diferentes correas intercambiables que van desde la pulsera de acero hasta el elastómero.

Fitbit_Blaze_3QTR_Leather_Light_Grey_Shadow_300dpi--620x390

El smartwatch cuenta con una pantalla LCD de alta resolución, aunque de nuevo los grandes biseles del dispositivo empobrecen su diseño y apariencia cuando está encendida. Pero como hemos mencionado, Fitbit se debe a su público deportivo y el Blaze está plenamente enfocado a ello. Cuenta con recomendaciones personalizadas para mantenernos en movimiento, instrucciones detalladas de nuestro entrenamiento con imágenes animadas e información completa de nuestro ritmo cardíaco con PurePulse.

Otras funciones como Multi-Sport o SmartTrack ofrecen la posibilidad de introducir entrenamientos individuales que nos permitirán realizar un mejor seguimiento de la actividad que estemos realizando en cada momento. Además, más allá de las funciones deportivas también cuenta con las características de todo smartwatch: recibir notificaciones, contestar una llamada, alertas de calendario o controlar el volumen de nuestro smartphone.

El Fitbit Blaze estará disponible en marzo desde 229€ en diferentes configuraciones

Una de las grandes ventajas frente a los relojes inteligentes tradicionales es su batería de 5 días de duración, rivalizando así con el Pebble Time y su autonomía de 1 semana. Su precio se sitúa en los 229€ y estará disponible a partir del próximo mes de marzo. También podremos adquirir correas y marcos para el Blaze que van desde los 29€ para la pulsera clásica, 99€ para la pulsera y marco de cuero y los 139€ para la pulsera de eslabones y el marco de metal.

La reacción tras la presentación del Fitbit Blaze parece no haber agradado demasiado a los inversores que no ven con buenos ojos que la compañía entre a competir directamente en el mismo segmento en el que se encuentra el Apple Watch y que sin duda acapara en estos momentos la mayoría de ventas en cuanto a smartwatch se refiere.