Compartir

El Gear S2 Classic 3G es el primero en contar con el futuro estándar de la industria teléfono, el chip eSIM

Parece incomprensible que a estas alturas todavía sigamos utilizando tarjetas SIM en nuestros dispositivos que tenemos que cambiar cada vez que cambiamos de operadora. Hace algún tiempo os hablábamos de que Apple, Samsung y otras grandes compañías de sector estaban trabajando en la eSIM, un nuevo estándar que sería una tarjeta SIM universal integrada en cada dispositivo móvil como smartphone, tablet o smartwatch compatible con todos los operadores móviles.

Hoy, parece que nos encontramos más cerca del día en que las tarjetas SIM desaparezca definitivamente del mercado. GSMA ha anunciado las nuevas características del chip eSIM para smartwatch, cuantificadores y tablets, siendo el Samsung Gear S2 Classic 3G el primer dispositivo del mercado en contar con esta tecnología. Tirón de orejas para Apple: ya podéis ir integrando esta tecnología en el próximo Apple Watch 2.

Samsung-Gear-S2-Portada

Por supuesto, no se trata del primer dispositivo con una tarjeta SIM programable, el iPad Air 2 ya introducía algo similar con la Apple SIM, pero en esta ocasión se trata de un estándar que pasará a utilizarse por todos los fabricantes de smartphones y dispositivos móviles en los próximos años. Por el momento la eSIM del Gear S2 soportará la configuración de un operador al mismo tiempo, aunque la intención en un futuro es poder guardar diferentes perfiles de varios operadores en un mismo teléfono.

Sin duda, se trata de un gran paso para la implantación de la tecnología eSIM que ya está siendo respaldada por los grandes gigantes tecnológicos como Samsung, LG, Microsoft o Huawei, así como las compañías de telecomunicaciones más importantes del mundo: AT&T, Verizon, Vodafone, Deutsche Telekom, Telefónica y EE. Además, el hecho de que sea un smartwatch el primer dispositivo en incorporar la eSIM es muy representativo, pues el futuro de los relojes inteligentes se dirige a ser cada vez más independientes del teléfono y contar con una SIM ya integrada es un gran paso para lograrlo.

apple-sim-3

La eSIM permitirá alcanzar esa mayor independencia entre los relojes inteligentes y el smartphone

Además, hemos de tener e cuenta que la eSIM es un 90% más pequeña que las tarjetas SIM tradicionales, lo cual viene muy bien para dispositivos con un tamaño tan reducido como los smartwatch. Sin duda, como leemos en The Verge, esta nueva tecnología abre la puerta a un mayor dinamismo y versatilidad al elegir nuestro plan de datos, pudiendo darnos de baja y escogiendo otro operador en menos de una hora y con todas las garantías.

¿Qué os parece?