Compartir

Los frontales libres de marcos serán tendencia este 2017 entre los smartphone de gama alta: iPhone 8, Galaxy S8 y LG G6

Muchos esperamos con ganas el nuevo iPhone 8 que Apple presentará a finales de año, pues todo hasta la fecha indica que contará con uno de los diseños más rompedores desde la primera generación del dispositivo. El formato que ha permanecido 10 años entre nosotros podría dar paso a un frontal ocupado casi en su totalidad por una gran pantalla que se extendería hasta los mismos bordes del dispositivo.

Sin embargo, este nuevo y rompedor diseño podría tener un impacto menor de lo esperado si tenemos en cuenta que muchos de los grandes fabricantes también presentarán en algún momento de este año dispositivos con esa misma premisa: marcos reducidos al mínimo y pantalla predominante. El nuevo Samsung Galaxy S8 será uno de ellos y lo sabemos por las imágenes que ya se han filtrado y que confirman prácticamente el aspecto del nuevo buque insignia de los surcoreanos.

Como se puede apreciar en las imágenes, el Galaxy S8 no sólo mantendrá la pantalla curva en sus bordes que tanto sorprendió en su momento, sino que los marcos superiores e inferiores quedarán reducidos a la mínima expresión. De hecho, se confirma la eliminación del botón físico en la parte frontal, así que veremos las soluciones que adopta Samsung para la navegación y la integración del sensor de huella dactilar, aunque algunas fuentes aseguran que sería desplazado a la parte trasera.

En cuanto al LG G6, también se han filtrado ya algunas imágenes que sacan a relucir su nuevo diseño. Contaría con un marco metálico y una enorme pantalla con esquinas ligeramente redondeadas que aprovecharía la mayor parte del frontal del teléfono y que podría llegar a alcanzar las 5,7 pulgadas en unas dimensiones menores que las de la generación anterior. En este caso, la pantalla no llegaría más allá de los bordes del dispositivo pero en cualquier caso estaría aprovechado al máximo.

¿Cómo puede diferenciarse el iPhone 8 frente a su competencia?

Estamos hablando de casos donde la pantalla podría ocupar más del 90% de la superficie total del frontal del dispositivo, algo impensable hace tan sólo unos años. Por supuesto, también hemos de tener en cuenta en esta lista el Xiaomi Mi MIX y su increíble pantalla que roza prácticamente los bordes del terminal, dejando tan sólo una pequeña franja libre en la parte inferior para los controles táctiles. Por último, el Aquos Crystal fue presentado el año pasado y también fue uno de los primeros terminales en montar una pantalla que aprovecha al máximo las dimensiones del terminal.

¿Dónde se posicionaría el iPhone 8 frente a esta dura competencia? Sabemos que Apple está trabajando en formas de integrar sus sensores bajo la pantalla, por lo que podríamos encontrarnos ante el primer dispositivo cuyo frontal es totalmente pantalla, aunque quedaría la incógnita de cómo salvar la cámara frontal siendo todo panel. Sin duda, esto podría suponer una importante diferenciación respecto a la competencia.

Además, Apple está trabajando en tecnologías avanzadas para su nuevo terminal que se sumarían a su impactante nuevo diseño, como la carga inalámbrica a distancia que permitiría cargar nuestro iPhone 8 desde cualquier punto de la habitación.