Compartir

Nuevas informaciones indican que la próxima actualización del Apple Watch llegará en otoño de 2017 y se centrará en mejorar la duración de la batería

Ayer mismo en nuestras predicciones para 2017 hablábamos sobre el Apple Watch Series 3. Comentábamos que no sabíamos si Apple iba a lanzar una actualización de su reloj este año o se iba a esperar a 2018. Hoy esa duda a empezado a dispersarse. Nuevas informaciones indican que Apple prepara una actualización de Apple Watch para otoño de este año.

Desde MacRumors se hacen eco de una noticia escrita en chino por el Economic Daily News. En esta noticia se habla de la tercera generación del Apple Watch, presumiblemente llamado Apple Watch Series 3. Según la información esta nueva versión se presentará en el tercer trimestre de 2017, es decir, en otoño. Además aseguran que se centrará en mejorar la duración de la batería y el rendimiento.

Esa información también subraya que Apple no prepara cambios importantes en el diseño del nuevo Apple Watch. Esto contrasta con informes anteriores. En ellos se especulaba con la posibilidad de que Apple  podría introducir los primeros cambios significativos de diseño del reloj. Añadiendo sensores más avanzados que Apple no fue capaz de incluir en los modelos de primera y segunda generación.

Otros rumores anteriores también dijeron que Apple planeaba dar más independencia a su reloj. Añadiendo conectividad LTE al Apple Watch. Aunque debido a la preocupación por la duración de la batería la idea se desechó en el Series 2. También se ha sugerido un cambio en la pantalla del dispositivo, pasando de la tecnología OLED a las pantallas micro-LED, que son más delgadas y más ligeras que las pantallas actuales y ofrecen una mejor gama de colores y más brillo.

Mejora de la batería en el Apple Watch Series 3

La información que nos llega hoy no contradice las anteriores. Si Apple utiliza una pantalla micro-LED más delgada, esto permitiría una mayor batería. Además si se aumenta la duración, se podría incluir conectividad LTE, ya que el principal problema quedaría resuelto. Está claro que la mejora de la duración de las baterías es algo que todos los usuarios quieren, ya sea en el Apple Watch o en el iPhone.

Lo único que no me gusta es que Apple siga manteniendo el diseño. El Apple Watch se presentó en septiembre de 2014. Es decir que para cuento se presente, presumiblemente, el Series 3, el diseño habrá cumplido 3 años. Creo que son demasiados, y si Apple quiere que actualicemos, hace falta un nuevo e innovador diseño.