Compartir

En el informe de Apple sobre medio ambiente, la compañía se compromete a utilizar productos 100% reciclados para fabricar sus dispositivos

Apple ha publicado su informe anual sobre Responsabilidad Medioambiental. En este informe se documentan los esfuerzos que ha realizado la compañía durante el último año en materia medioambiental. Además, la vicepresidenta de Medio Ambiente, Políticas e Iniciativas Sociales de Apple, Lisa Jackson, ha concedido una entrevista a VICE News para hablar del tema.

El objetivo principal que se ha marcado Apple es dejar de depender de la minería y conseguir que todos sus dispositivos se fabriquen con materiales reciclados. Este objetivo es muy difícil, ya que no solo depende de Apple, sino de los propios usuarios que son los que también deben ayudar al reciclar los dispositivos. Además es una promesa que la propia Apple reconoce no saber como cumplir.

“Realmente estamos haciendo algo que raramente hacemos, estamos anunciando un objetivo antes de que hayamos terminado de averiguar cómo hacerlo. Así que estamos un poco nerviosos, pero también pensamos que es algo realmente importante, porque como sector creemos que es hacia donde debería ir la tecnología.”

En el informe también se detallan otros objetivos muy interesantes que Apple ha conseguido en relación al medio ambiente. El 96% de la energía utilizada en las instalaciones de Apple en todo el mundo proviene de fuentes de energía renovable. El 100% de la electricidad que abastece a los centros de datos de Apple proviene de fuentes de energía solar, hidroeléctrica y eólica.

En cuanto al empaquetado de sus productos. Más del 99% del papel de los envases utilizados para los productos de Apple se obtienen de bosques sostenibles protegidos. La compañía ha protegido o ha creado suficientes bosques para cubrir todas sus necesidades de empaquetado.

El objetivo es claro: productos 100% reciclados

Apple ha sido bastante clara. Se ha marcado un objetivo, aunque realmente no sepa ni cuando ni como conseguirlo. Pero es un paso. El año pasado ya nos presentaron al robot LIAM. Este robot se encarga de despeinar los iPhone reciclados para poder reutilizar todos sus componentes.

Pero no todo es responsabilidad de Apple. Ya que son los propios usuarios los que deben reciclar los dispositivos que ya no usen. Es cierto que Apple podría dar más incentivos. como por ejemplo a la hora de renovar un dispositivo. Pero si los usuarios no reciclan sus antiguos dispositivos, no habrá materiales suficientes para construir los nuevos.