Compartir

Apple está intentando que LG se una a sus proveedores de pantallas OLED para el próximo año, con la intención de no depender tanto de Samsung

Se espera que Apple de el salto a la tecnología OLED este año con el iPhone 8. Esperamos un modelo revolucionario, con una gran pantalla OLED que cubrirá toda la parte delantera. Se sabe que Apple ha encargado estas pantallas a uno de sus máximos rivales en el mercado de los teléfonos inteligentes, Samsung. Actualmente la empresa coreana es la única capaz de fabricar todas las pantallas OLED que Apple necesita.

Una nueva información que ha aparecido hoy indica que Apple quiere que otras empresas ayuden a Samsung en la fabricación. Según se informa, Apple está intentando convencer a otro de los máximos rivales de Samsung, la también coreana LG. Según la noticia, la pelota está en el tejado de los ejecutivos de LG, que están estudiando y analizando el acuerdo que proponen desde Cupertino.

Aunque LG sea uno de los pocos fabricantes de pantallas OLED para televisiones, no tienen mucha experiencia en cuanto a esta tecnología en tamaños más pequeños. Esta es la máxima preocupación que tienen sus ejecutivos. También se informa que aun tienen tiempo para valorar la oferta, ya que la decisión se espera para el mes de junio.

Hay que recordad que LG es actualmente el único proveedor de los paneles OLED del Apple Watch. Por lo que ya sabe lo que es trabajar con Apple. Además se espera que la tecnología  OLED sustituya al LCD y se convierta en el tipo de pantalla más utilizada en los smartphones en los próximos años. LG ha estado invirtiendo en nuevas fábricas que se espera que abran a finales de este año.

Apple dará el salto definitivo a las pantallas OLED en 2018

Este va a ser el primer año en el que el iPhone utilice una pantalla OLED. Pero esta tecnología estará reservada solo al iPhone 8. Los otros dos modelos iPhone 7s contarán con pantallas LCD iguales a las actuales. Esto es por una razón, de momento Apple no ha conseguido un proveedor capaz de satisfacer su elevada demanda.

Si LG se incorpora a los proveedores de Apple, se conseguirán dos cosas. Por un lado, todos los iPhone de 2018 podrían utilizar pantallas OLED. Y por otro se diversificarían los proveedores. Por lo que en caso de algún problema de producción, Apple se vería menos afectada.