Compartir

El precio del acuerdo podría encontrarse entre los 2.000 y los 5.000 millones de dólares

Hoy hemos conocido un indicio más del interés que tiene Apple por introducirse en la industria de la creación de contenidos. No es ningún secreto a estas alturas, en Apple Music podemos encontrar producciones como The Planet of the Apps o Karpool Karaoke, producciones propias de Apple a las que muy pronto podrían sumarse grandes producciones en formato serie o cinematográfico. Y no está nada mal empezar por la mítica saga James Bond, ¿verdad?

Hablar de James Bond es hablar de la historia del cine en sí mismo, se trata de una de las sagas cinematográficos más míticas y emblemáticas de la historia, y su valor se calcula en miles de millones de dólares. Hoy hemos conocido a través de The Hollywood Reporter que Apple está tratando de hacerse con los derechos de distribución de la franquicia James Bond.

Anteriormente era Sony quien poseías esos derechos, pero finalizaron con el lanzamiento de la última entrega de la saga en 2015, Spectre. Esto ha dejado abierta la puerta par que estudios y compañías entren en la pugna para hacerse por los derechos de la mítica saga, siendo Warner Bros uno de los nombres que ha sonado con más fuerza hasta el momento. Sin embargo, tanto Apple como Amazon estarían también interesados en apropiarse de la saga Bond, según relata la publicación.

El objetivo sería comenzar a construir su negocio de contenido en streaming con grandes nombres, algo en lo que tanto Apple como Amazon están interesados. Por supuesto, para ello deberán ofrecer una cifra superior a la que Warner Bros, Universal o Fox puedan llegar a poner sobre la mesa.

El acuerdo incluiría los derechos de streaming de todas las películas de la franquicia y las futuras entregas

En estos momentos se estima que un hipotético acuerdo podrían llegar a cerrar por una suma que oscilaría entre los 2.000 y los 5.000 millones de dólares, sin duda una adquisición que podría asimilarse a la compra de Beats por parte de Apple, aunque claramente con otras intenciones. Este acuerdo no sólo incluiría el derecho a emitir en streaming todas las películas de la franquicia hasta la fecha sino también las futuras entregas que se puedan lanzar.

Como leemos en MacRumors, James Bond es una de las marcas más poderosas en la industria cinematográfica al nivel de Marvel, Pixar o Lucasfilm, y sin duda es una oportunidad de oro sobre la que comenzar a cimentar una plataforma en streaming que pueda entrar a competir con las más grandes.