Compartir

Actualmente el Apple Watch es compatible con smartbands que obtengan datos de nuestra salud

La semana pasada apareció un rumor en un portal checo que aseguraba que Apple estaba planeando anunciar nuevas correas que tendrían la capacidad de conectarse con el puerto que incorpora el Apple Watch en uno de sus laterales y poder así añadir nuevas funcionalidades al reloj. En concreto, en la información se detallaba que estas correas inteligentes podrían añadir métricas de salud cómo la cantidad de oxígeno en sangre, la frecuencia respiratoria, la presión o la temperatura corporal.

Además, se dieron algunas buenas razones por las que dichos sensores deberían encontrarse en la correa y no en el interior del reloj. Por ejemplo, un sensor de temperatura corporal podría ver afectada su fiabilidad debido al calor que desprenden los componentes del dispositivo, mientras que si se encuentra ubicado en la muñeca este estaría completamente aislado de factores externos.

apple-watch-correa

Las fuentes del medio chico informaron que Apple podría lanzar su primera smartband o correa inteligente a principios de 2016, y existirían varios estilos y configuraciones para adaptarse a las necesidades y los modelos de Apple Watch de cada usuario. La lógica que se hallaría tras esto es que la compañía sabe bien que la mayoría de usuarios no están dispuestos a renovar su reloj cada año, pero a un precio mucho más reducido si podrían ver con buenos ojos comprar una smartband con capacidad de añadir nuevas funcionalidades.

El puerto que utilizarían estas rumoreadas correas ya está siendo puesto en práctica por fabricantes de terceros como Reserve Strap, una compañía que ha creado una correa con batería integrada que es capaz de cargar el Apple Watch mientras lo llevamos puesto.

apple-watch-correa

El lanzamiento de smartbands no frenaría la llegada de un nuevo Apple Watch 2

Esta información vino acompañada de especulaciones que sugerían que Apple podría no actualizar su smartwatch cada año y presentar en su lugar nuevas correas inteligentes que aumentaran las capacidades del dispositivo. Sin embargo, fuentes de 9to5Mac parecen haber desmentido tal información, por lo que el Apple Watch 2 sigue estando en camino para el próximo año.

Pese a ello, lanzar correas que utilicen el puerto de diagnóstico no parece ser algo que vaya a ofrecer una óptima experiencia de usuario, pues el puerto se encuentra tapado y se necesita una herramienta especial para acceder a él y, aún con un kit para poder hacerlo, podría seguir siendo difícil de ajustar para los usuarios.

¿Qué creéis? ¿Podría estar Apple trabajando en estas correas inteligentes?