Compartir

La última patente de Apple nos muestra un iPhone con pantalla OLED que sería capaz de doblarse sobre sí mismo

Mientras seguimos esperando la gran revolución que llegará a la familia del iPhone el año que viene, las patentes de Apple van un paso más allá y nos muestra un futuro en el que podremos doblar nuestro smartphone sin miedo a romperlo para que pueda caber en cualquier bolsillo. Aunque el concepto no es nuevo, de hecho algunos fabricantes como LG o Samsung ya han mostrado algunos prototipos, resulta interesa ver cómo Apple también lo incluye entre sus futuros planes.

La patente muestra una pantalla OLED flexible con estructura metálica que sería capaz de doblarse sobre sí misma, de forma que podríamos “cerrarlo” cuando no lo estuviésemos utilizando. Este concepto recuerda mucho a los móviles inalámbricos que popularizó Motorola a final de la década de los 90′, los famosos móviles con tapa.

19104-19023-161122-Folding-l 19104-19024-161122-Folding-2-l

Para conseguir esta formato completamente flexible, la invención de Apple detalla una serie de componentes flexibles, aunque el más importante es la pantalla OLED y la estructura metálica de soporte. Para esta última la patente detalla que debería estar compuesta de una aleación a base de níquel y titanio conocida por su gran elasticidad y la capacidad de adaptar formas predeterminadas.

En algunas de las imágenes que incluye la patente podemos ver que el chasis se divide en dos partes, cada una de las cuales contaría con procesadores, sensores y otros circuitos típicos de un smartphone. Por ejemplo, la parte superior podría incluir las cámaras, los controladores de la pantalla, los sensores de luz y los altavoces, mientras que la inferior montaría los micrófonos, la GPU y la CPU. Las partes estarían unidas por una placa flexible de circuitos impresa, permitiendo movimientos rotacionales entre una y otra.

iphoneconceptimage-2

El iPhone OLED de 2017 será el primer paso hacia el nuevo futuro del smartphone de la manzana

Por supuesto, todavía estamos muy lejos de ver algo como lo que se describe en la patente no sólo en un dispositivo de Apple, sino a gran escala. La información que tenemos hasta el momento desvela que el nuevo iPhone OLED de Apple que lanzará el año que viene incorporará el cambio de formato más importante en el diseño del dispositivo desde su lanzamiento original, montando un panel OLED flexible que podría ocupar gran parte del frontal del dispositivo, así como otras novedades muy interesantes.

¿Qué os parece la propuesta de la patente?