Compartir

Apple ha comenzado a encargar módulos de más de 12 megapixeles paras las cámaras de los próximos iPhone

Mientras que todos los ojos están situados sobre el próximo iPhone 8 que Apple presentará la próxima semana, nueva información revela que la compañía ya ha comenzado a preparar el terreno para los próximos teléfonos que llegarán el año que viene. En esta ocasión se trata de Digitimes, desde donde revelan que Apple ya ha encargado módulos de cámara con resoluciones más altas que las actuales.

Teniendo en cuenta los plazos en los que encontramos encontramos, queda prácticamente descartado que podamos ver algunos de estos módulos en las cámaras que incorporarán la actual generación del iPhone –iPhone 8 y iPhone 7s y 7s Plus-, de forma que tendremos que esperar al próximo año para ver de cuántos megapixeles podría ser el smartphone de la manzana.

Apple supuestamente ha reservado la capacidad de producción para módulos de lentes por encima de los 12 megapixeles en una nueva fábrica que está siendo utilizada por el fabricante de módulos de lentes para smartphones Largan Precision, en Taiwan.

De entro los fabricantes de módulos de lentes para smartphone por encima de los 12 megapixeles, sólo Largan cumple los requisitos mínimos de rendimiento de Apple, según los rumores del mercado. La nueva fábrica en Taichung está diseñada para acoger una capacidad mensual de producción de 600 millones de módulos de lentes, seis veces la capacidad actual de Largans, y comenzará la producción en octubre de 2017.

Aunque el plazo también permitiría introducir estas nuevas cámaras en la nueva generación de iPad, Apple casi siempre ha introducido nueva tecnología primero en el iPhone y después la ha aplicado al iPad, como ocurrió con el Touch ID y otras tantas innovaciones vistas primero en el teléfono de Apple.

¿Por qué querría Apple entrar de nuevo en el juego de los megapixeles?

Históricamente Apple ha huido del juego de los megapixeles, situándose por encima de los números ofrecidos por la competencia, y con una buena razón. Aunque una mayor resolución suena bien sobre el papel, introducir módulos de más megapixeles en el mismo tamaño de sensor puede conllevar una peor resolución de imagen, especialmente en condiciones de baja luminosidad.

De este modo, como leemos desde 9to5Mac, los sensores de baja densidad permiten obtener una mejor calidad de imagen. Sin embargo, es posible que los próximos iPhone introduzcan sensores mayores, lo cual permitiría ofrecer más píxeles conservando la calidad de imagen.