Compartir

AirPower llegará en 2018 y cargará de forma inalámbrica los nuevos iPhone, el Apple Watch y los AirPods

Uno de los nuevos productos que Apple presentó ayer en la keynote es el AirPower, aunque la compañía tan sólo ofreció un adelanto del accesorio que llegará a principios de 2018. Ahora que los nuevos iPhone X, 8 y 8 Plus incorporan todos compatibilidad con la carga inalámbrica -por inducción, eso sí-, Apple ha querido entrar en el mercado de las bases de carga para demostrar cómo se pueden hacer las cosas.

AirPower es la base de carga inalámbrica de Apple que nos permitirá cargar nuestro iPhone –iPhone X, iPhone 8 y iPhone 8 Plus-, nuestro Apple Watch -la tercera generación- y nuestros AirPods -la segunda generación- al mismo tiempo. Como se puede apreciar en la imagen, se trata de una base de carga alargada con espacio suficiente para colocar estos tres dispositivos, los AirPods lógicamente dentro de su estuche.

Sin duda, se trata de una forma genial de simplificar la forma de cargar todos nuestros dispositivos, pues en lugar de tener que conectar cada uno de ellos individualmente a la corriente, o tener una base de carga para cada uno de ellos, podremos dejarlos simplemente sobre el AirPower para que se carguen durante la noche, y empezar a ganar en enchufes libres.

Queda por ver si también será compatible con otros dispositivos que utilicen el estándar Qi o se trata de alguna solución exclusiva y patente de Apple. La compañía anunció que quería contribuir a la popularización del estándar para que aparezcan más soluciones de este tipo en el mercado. AirPower será compatible únicamente con el iPhone X, iPhone 8 y 8 Plus, AirPods de segunda generación y el Apple Watch Series 3. ¿Otro motivo para actualizar alguno de nuestros dispositivos?

AirPower simplificará la carga de todos nuestros dispositivos en una única base

AirPower llegará a principios de 2018 y todavía se desconoce su precio, aunque ya podemos dar por sentado de que no será precisamente barato. Seguramente se encuentra entre los 150 y 200€, aunque desde luego nadie puede negar la gran comodidad de simplificar toda nuestra carga en un único aparato para evitar la incomodidad y líos de cable que se generan.

Apple abraza así la carga inalámbrica por inducción, aunque todavía estamos lejos de aquella futurística carga inalámbrica a distancia que se rumoreaba sería lanzada con el nuevo iPhone X y que finalmente ha quedado en la misma carga por inducción que teníamos en el mercado desde hace años.